Atención!! Acérquense!!! Más…!!

BLOGGUIA cabecera posts


 

He querido hacer un apartado de entrevistas a gente relevante dentro de lo que engloba el mundo del turismo. Hoy, doy comienzo a éste apartado, con una persona a la que admiro. El es Suso Martínez, pero bien podría ser Sir John Moore, Fiz Cotobelo, Antonio de Hevia Pumariño, Mil Espine o Picadillo. Resalto de su trabajo, la fuerza con que te atrapa en cualquier visita que vayamos a verle, interpretando alguno de sus personajes.
Hoy no hago yo de “cicerone”, sinó que simplemente soy una humilde redactora de las palabras que él me ha transmitido. Muchas gracias al Suso intérprete, al Suso guía, al Suso que ha querido colaborar en este post, con el cuál he aprendido que ser guía turística es ser algo más que no sólo dar una mera información, sinó que se necesita también pasión.
La Blogguía: ¿Cuánto hace que trabajas en el mundo del turismo?
Suso Martínez: Desde el Año Santo Jubilar Compostelano de 2004.
L.B: ¿Te defines más como guía turístico o como actor?
S.M: Buff…difícil pregunta. Creo que todos los guías somos actores. Unos más que otros, eso sí.
L.B:¿Crees conveniente cuando se visita un destino o ciudad coger los servicios de un guía? ¿Por qué?
S.M: Claro. No es necesario, evidentemente, pero un guía incrementa muy notablemente la sensación de placer jijiji. En serio…a mí me encanta escuchar el arpa, pero si me pongo yo a tocar salen truenos. Se necesita un intérprete. Las cosas cambian.
L.B: ¿Te ha costado meterte en el papel de tus personajes? ¿Cómo te los preparas?
S.M: La verdad es que no. Soy un fanático de mis diversos personajes, a los que admiro francamente y sigo investigando mucho sobre ellos. En las visitas me dejo fagotizar por ellos. Por eso funcionan. A veces me pregunto si Suso Martinez no será un personaje interpretado por Mil Espine, John Moore o Picadillo…jajajaj
77137d_4a8210385c6445529c566886abecb378L.B: ¿Cuál es tu preferido de los personajes que interpretas?
S.M: Imposible respuesta. Es como a quién prefieres, ¿a papá o a mamá?
L.B: ¿Has tenido algún piropo con esas faldas que llevas en el papel de Mil, nieto de Breogán? Tengo que decirte que yo me corté pero me hubiese gustado un poco de viento….jajaja
S.M: Siempre hay algún detalle curioso que me llevaré a la tumba, como Fiz Cotobelo.
L.B: Y por supuesto… ¿Dónde has encontrado esos zapatos?. Me da la impresión que son incomodísimos….
S.M: Lo sé, parecen incomodísimos, pero sorprendentemente son fantásticos. Es ingeniería de la Edad del Bronce. Son una obra de arte del zoqueiro Alberto Geada, de Mondoñedo, siguiendo los planos del celtólogo Andrés Pena Graña, arquéolo de Narón.
L.B: ¿Cuál es la visita más demandada? ¿Por qué crees que es así?
S.M: Sin duda, el cementerio de San Amaro. Las razones: la noche, el recinto, la magia…Manolo Rivas dice que es un lugar telúrico…y el personaje Fiz Cotobelo reconozco que me lleva. Me siento en las visitas como muy acompañado, como si Fiz fuera algo así como el portavoz de muchos seres. Es una visita que nunca olvidaremos…
L.B: Tengo una curiosidad…¿Por qué ese dedo en la boca cuando estás hablando?
S.M: Efecto escenográfico…hay gente tomando fotos… y conviene expresiones imperiales…jajaja.
L.B: Todas esas técnicas de…¡¡Atención!!,¡¡Acérquense!!, ¡Más,más,mas…!!… ¿Van surgiendo o son técnicas que aprendes?
S.M: Son herramientas. Los couchers de las empresas de hoy en día les llaman “impulsos”. En estas visitas necesito que todo el mundo esté “inside” desde el minuto 1.
L.B: Por último… ¿Por qué debemos hacer las visitas guiadas de la Ciudad de la Coruña?… Convéncenos. Aunque yo ya lo tengo claro…jejeje.
S.M: Por muchas razones, que se resumen en que son diferentes y porque lo tomamos con mucha pasión, casi que patológica.
L.B: Tal y como están las cosas…¿Seguirán? ¿Tendremos Suso para rato…. O alguna novedad?
S.M: Eso depende siempre de la administración. En todo caso claro que pensamos seguir en el sector, freelance y con mi socio y hermano Pablo Zunzunegui, de DMC Galicia. Y habrá novedades, que de momento creemos prudente no desvelarlas, como en El Nombre de la Rosa, jajaj.
MUCHAS GRACIAS SUSO.