Cambio de Turno… (2ª parte)

BLOGGUIA cabecera posts


Sigo en esta ruta que estoy haciendo en muy pocos días, pero que está siendo muy completa. He dejado Bilbao y vamos para la Ruta del Flysch, paisajes y acantilados espectaculares, de referencia geológica que se caracterizan por los ocho kilómetros de costa que separan Deba y Zumaia. En esta última localidad, Zumaia, un pueblo que se recorre a pié perfectamente, en cada paso que doy se me hace conocido ya que fué escenario del rodaje de la película “Ocho apellidos vascos”. Me hace recordar la manifestación abertxale por sus calles y la Ermita de San Telmo, escenario de la boda. La Ermita está en un paraje precioso sobre la playa de Itzurun. En esta ocasión, San Telmo está en obras pero no quita que siga siendo un espacio óptimo para llevarme unas fotos espectaculares.
 
Dejamos este precioso pueblo con una sensación agradable y nos dirigimos a San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016. Ohhhh…. como me voy a poner de pintxos….. siiiiii…..!!!!. El día está perfecto para poder hacer unas fotos desde el Palacio de Miramar, ver la Playa de la Concha y el Monte Urgull. Espectacular…!!! No tengo palabras. Una Ciudad con encanto. Lo tiene todo: El Peine del Viento de Chillida, El Kursaal, La Catedral del Buen Pastor y como no, el poder adentrarme por las calles de su casco antiguo que invitan a probar esos manjares de sabores y texturas diferentes. Un aplauso para el inventor del pintxo.
Cambio de turno y dirección: Nos dirigimos a Laredo. Nunca había estado, así que tendre que ver lo que nos depara. Empiezo por el Casco Viejo: Iglesia de Santa María de la Asunción, enmarcada en el Arte Gótico, el Tunel de la Atalaya, Puebla Vieja donde está el Casco Antiguo integrado por sus seis calles originales y el Arrabal.
Me apatece seguir caminando…. A ver a dónde me llevan mis pasos, pero las tripas me rugen, así que toca comer. Me siento en una terraza, ya que el día lo permite, y me pido un Atún Rojo con Puré de Manzana y Helado de Manzana Verde y una Nécora a la Plancha. No esta mal ehhh…. Estos dos aperitivos y un refresco me salen sobre 9,90€…. Habrá que volver.
 77137d_89c2dd60cd724c359e76ee11abcecf88
Aún tengo tiempo antes de salir para Lastres así que….. ¿Porqué no me tomo una Quesada?. No me puedo ir de aquí sin tomar un buen postre…. no sería un día completo. Paro enfrente a la Estación de Autobuses y decido entrar a por esa Quesada que me está mirando. Disfruto trozo a trozo de este típico postre aprovechando además para comprar algún que otro dulce típico para llevar a casa. Ha sido un placer Laredo, el haberte conocido.
La siguiente parada, y ya última, es Lastres. Llevo tiempo esperando para visitar este pueblo. Todo el mundo me habla maravillas de esta villa marinera. Entro caminando a Lastres por Santa María de Sábada, una zona alta con unas increíbles vistas, descendiendo por sus calles empedradas en medio de una zona recreativa con innumerables escalinatas que se adentran hacia el mar, combinando sus vistas al océano con su majestuosa sierra. Voy descendiendo… Me encuentro con la Torre del Reloj, símbolo de esta villa. A cada lugar a donde voy sufro un “deja vu” y es por los múltiples escenarios que aparecen en la serie Doctor Mateo.
77137d_9d111508748f47f9a2bdf0d9529a3fee
¿Dónde puedo ir al baño…?. No hay ni un alma por estas calles…!!!. Me cuesta aguantar. Debe ser la edad….Antes si hiciera falta podía estar bebiendo, bailando y haciendo varias cosas a la vez, mi vejiga aguantaba como si de un concurso se tratase. Ahora ya no….. Ya dejó de competir para decirme que tiene que ser ya…!!!. Estoy por llamar a la puerta de una de las casas para que me dejen pasar. Soy una chica decente que necesita un baño, sólo serían dos minutos, pero creo que en este caso me podría llevar diez…. Señor…Señor…!!! ¿Dónde hay un bar, por favor?… Pues…. tiene que subir y girar la primera calle a la izquierda…. Ufff!!! Gracias… lo intentaré.
Madre mía… pensé que no acababa. Ya he soltado “lastre”, nunca mejor dicho… Me voy más ligera.
Bueno…. aquí se acaba esta mini escapada. Regreso a casa con poco equipaje en mi maleta pero cargada de buenas sensaciones, buenas experiencias y de haberme puesto las botas con una deliciosa y trabajada gastronomía.
Eskerrik asko Euskadi. Gracies Asturies. Gracias Cantabria.